30 de noviembre de 2014

Lucha interna

Esta entrada está dedicada a esa lucha interna que a menudo sufrimos muchos...
Fue una sesión de retrato muy especial, ya que el modelo tuvo que aguantar con los ojos cerrados durante el proceso en el que debía secarse el barro que rodeaba su rostro, se buscaba con ello realzar y añadir texturas.
En silencio, sin poder expresarse...
Al abrir los ojos después de este proceso íntimo y sosegado, el modelo, súbita e inesperadamente, debía expresar con un grito todo aquello que le atormenta a su alrededor.

Hay tanto por lo que gritar... aunque sea en silencio...








Gracias Salva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario